ARTÍCULO

¡Sangre nueva en Jurançon!

Pierrick Jegu Por Pierrick Jegu, Editor 01.07.2022
New blood in Jurançon

Cercana a la frontera española, esta región vitivinícola con vistas a los Pirineos lleva muchos años produciendo deliciosos vinos blancos secos y dulces. La buena noticia es la llegada de jóvenes viticultores que toman el relevo con brío, como Lucie y Maxime Salharang, que empezaron de cero y ya tocan la cima, como bien ilustran sus vinos. 

Los vinos del sudoeste 

Cuando se habla de las grandes regiones vitivinícolas francesas, tanto los especialistas como los amantes del vino enarbolan el estandarte del «sudoeste», una región entre Burdeos, Languedoc y Provenza. Este es un nombre genérico e impreciso para un conjunto de pequeños viñedos, cada uno de los cuales tiene su propio carácter en términos de ubicación geográfica, terruño, clima y superficie. ¿Qué tienen en común Gaillac, que produce vinos elaborados con variedades de uva antiguas, sobre todo locales, en los tres colores; Cahors, fiel a su tinto monocromático a base de malbec, su variedad de uva estrella; Fronton y su uva original llamada negrette, o Bergerac, que produce vinos tintos con diferentes personalidades y blancos que van desde los más secos a los más dulces? Para encontrar una de las denominaciones de origen más apasionantes del suroeste, ponemos rumbo a los Pirineos. 

New blood in Jurançon
  • ©LOUIS-LAURENT GRANDADA

    Viñedos en la cima 

    A poca distancia de Pau, Jurançon despliega sus parcelas de viñedos en la plenitud y suavidad de un paisaje más que accidentado. Desde aquí, los Pirineos ofrecen a menudo vistas impresionantes. ¡Blanco y solo blanco! Son unos vinos suaves y equilibrados, responsables de la reputación de la región, si bien también se producen vinos secos igual de notables. Desde hace tiempo, algunas fincas históricas, como Souch, Camin Larredya o Cauhapé, y algunos productores de gran talento han sido el buque insignia de la región, gracias a sus vinos de altísima calidad. En los últimos años, se les ha unido una generación más joven, muy comprometida con una viticultura virtuosa, respetuosa con el suelo, la vid y el medio ambiente. 

    New blood in Jurançon
  • ©LOUIS-LAURENT GRANDADAM

    ¡Mejor en pareja! 

    En Clos Larrouyat, en la localidad de Gan, Lucie y Maxime Salharang forman parte sin duda de este renacimiento. Con apenas tres hectáreas, la ambición de la pareja es perfeccionar su producción en esta pequeña superficie en lugar de intentar crecer, a riesgo de perder precisión y placer. Mientras trabajaba en la finca de Souch, Maxime plantó sus primeras viñas en 2011 y embotelló su primer vino en 2014. Desde entonces, a 340 metros de altitud, su propiedad no ha dejado de crecer y es ahora uno de los valores seguros de la región. Lucie, ahora completamente dedicada a la propiedad, y Maxime, lo hacen todo juntos. ¡Y no les falta trabajo! Sobre todo en los viñedos, cuando se practica una rigurosa agricultura ecológica y biodinámica, especialmente en un rincón de Francia con abundantes precipitaciones. Entre uno y otro lo hacen todo o casi, porque se necesitan algunas personas para cosechar las uvas gros manseng, petit manseng y camaralet, y algunas ovejas de Ouessant, que hacen las veces de segadoras ecológicas en los viñedos en invierno. En la bodega, no encontramos ni aditivos ni artificios, para no desdibujar la expresión de un terruño original con una historia de 240 millones de años. El resultado es una amplia mineralidad distintiva en todas las añadas de una propiedad que vende sus vinos a la restauración y a una centena de comerciantes en Francia, además de exportar a una docena de países. 

    New blood in Jurançon
  • ©LOUIS-LAURENT GRANDADAM

    La selección de Taste France Magazine 

    Clos Larrouyat - Jurançon sec – «Météore» 2021 

    En el terruño de esta finca, la uva petit manseng incrementa menos la graduación que en otros lugares. ¡Combinada con la variedad gros manseng, da lugar a un vino blanco brillante, cargado de energía, con un final mineral con el que se nos hace la boca agua! 

    Clos Larrouyat - Jurançon sec – «Comète» 2020 

    Con un perfil más amplio y redondo que el «Météore», este «Comète», sin carecer de frescura, se afirma de buen grado como un blanco gastronómico. La camaralet, una antigua variedad local de la que solo quedan unas pocas hectáreas, constituye el 25 % del ensamblaje, que completa la petit manseng. 

    Clos Larrouyat – Jurançon – «Phoenix» 2021 

    El miedo a la pesadez se apodera de nosotros al pensar en un vino blanco dulce. Sin embargo, desde el primer sorbo, nos tranquiliza rápidamente el sorprendente equilibrio de este vino, que combina aromas florales, limón ligeramente confitado y notas de menta, que desembocan en un final limpio y muy salino. También un flechazo la cosecha de 2020. 

    Pan Negro
    Pan Negro
    Aceite de oliva DOP Vallée des Baux-de-Provence
    Aceite de oliva DOP Vallée des Baux-de-Provence