French Tomatoes
ESENCIAL
Frutas y Hortalizas

Tomates franceses

Todos los años acompañan nuestras comidas, desde el inicio del buen tiempo hasta bien entrado el otoño. ¡Y con razón! Estas falsas verduras ofrecen sabores y texturas variados, así como una frescura y unos beneficios innegables. En particular, habida cuenta de que, en los últimos años, los productores franceses han sido especialmente cuidadosos con sus prácticas.

Brittany, Pays de la Loire, Provence-Alpes-Côte d’Azur
Región de producción
Bretaña, Países del Loira y Provenza-Alpes-Costa Azul.
En colaboración con  Interfel

Lo que hay que saber

El tomate, originario de Sudamérica, conquistó Europa en el siglo XVI. Desde entonces, ha seguido desarrollándose. Tanto es así que hoy existen miles de variedades. Entre ellas, hay que distinguir entre los tomates cherry, de menor tamaño; el tomate de rama, que forma racimos con un pedúnculo común; los redondos de forma regular; los de pera por su forma alargada, y los de corazón o estriados por su forma general. Los métodos de cultivo son igual de variados: en invernadero, para garantizar un clima ideal; en superficie, para limitar el consumo de agua; y finalmente en campo abierto. En cualquier caso, los productores franceses se esmeran. Su largo compromiso con el desarrollo de una industria responsable, la protección de los recursos hídricos, la recuperación o eliminación de los residuos de los cultivos y la trazabilidad de los productos contribuyen a la calidad de la producción francesa. El resultado son perfiles organolépticos muy diferentes y, de hecho, mil y una formas de usarlos en la cocina. ¡Con los tomates franceses, todo parece posible!

Características

Color En general, una piel suave, brillante y sin manchas es un primer criterio de calidad. Por lo demás, cada variedad tiene sus propias especificidades. Redondos con rayas verdes, como la variedad Green Zebra, amarillo brillante y estriados en el caso de la variedad Ananas, o rojos rosados como los Aumônières, más conocidos como tomates «corazón de buey».
Al tacto Cuando están maduros, los tomates deben estar relativamente tiernos.
Paladar ¡Todo un festival! Hay para todos los gustos, con sabores que van desde los muy dulces y fragantes hasta los más ácidos y afrutados.

Nutrición y propiedades

Los tomates no solo son bajos en calorías, sino que también incorporan multitud de antioxidantes.

Nota de la redacción

« En el siglo XVI, cuando Europa descubrió el tomate, era en realidad una hortaliza ornamental, perfecta para decorar los cenadores. No fue hasta el siglo XVIII cuando se introdujo en las mesas y reveló todas sus cualidades gastronómicas. »

Cómo se utiliza

Conservación de los tomates franceses

Contrariamente a la creencia popular, los tomates pueden conservarse a temperatura ambiente durante un máximo de 3 a 4 días.

Preparación de los tomates franceses

Es necesario aclararlos con agua limpia. Además, deben retirarse los pedúnculos. Dependiendo de la receta, a veces también es preferible pelar los tomates sumergiéndolos durante unas decenas de segundos en una cacerola con agua hirviendo a fuego lento antes de ponerlos bajo el agua fría.

Servicio de los tomates franceses

También en este caso, existe una amplia gama de opciones. Los tomates pueden disfrutarse crudos, crujientes con sal, en ensaladas y en zumo, así como cocinados, por supuesto, cuando se rellenan al estilo provenzal, adornan una tarta, condimentan una tortilla o un pescado a la plancha, se añaden a una salsa o a un caldo, etc.

Para ser emparejado con

Con pimientos, berenjenas, calabacines, fresas, sandía, aceitunas, hierbas frescas, carne de vacuno, etc. Para acompañar los tomates, nada como un Cheverny blanco.



Pan Negro
Pan Negro
Miel de abeto de los Vosgos DOP
Miel de abeto de los Vosgos DOP