Alsacia, ¡una región vitivinícola de terruños!

Por Pierrick Jegu

Esta región vitivinícola destaca por sus variedades de uva, pero no hay que olvidar sus terruños, una noción esencial ilustrada en particular gracias a la identificación de «Grands Crus». 

Alsace, a vineyard of terroirs!

Variedades prestigiosas 

Gewurztraminer, riesling, pinot blanc, sylvaner, muscat o pinot noir... En las botellas de los vinos de Alsacia, las variedades de uva aparecen en mayor tamaño que cualquier otra información, lo que es lógico, ya que llevan las denominaciones de la región y los ensamblajes no forman parte de la cultura local. ¿Significa que solo las variedades de uva conforman el carácter de los caldos de la zona? ¿Que el terruño no tiene nada que ver? ¿Que sería como un sustrato perfectamente neutro e inexpresivo? ¡Por supuesto que no! Esta sería una visión excesivamente simplista, porque implicaría ignorar otro aspecto esencial: Alsacia es también una gran región vitivinícola de grandes terruños. 

51 «Grands crus» 

La región vitivinícola de Alsacia evoca la geografía chilena: 120 km de norte a sur y tan solo unos pocos kilómetros de este a oeste... Además de los pintorescos pueblos que salpican su Ruta del Vino, se distingue por una geología compleja y variada. Tanto es así que generaciones de viticultores han identificado y clasificado a lo largo de los años aquellos terruños que destacan particularmente, algunos de los cuales se clasifican como pagos o «lieux-dits», mientras que los más interesantes se elevan a la categoría de «Grand Cru». Hay exactamente 51, cada uno de ellos con un perfil distintivo.
Entre el granito, la arcilla, la arenisca, el esquisto, la caliza, etc. se han contabilizado unas quince familias geológicas. Situados generalmente entre 200 y 400 metros sobre el nivel del mar, los «Grands Crus», a menudo en terrenos bastante empinados, se benefician por tanto de suelos característicos, así como de su exposición a microclimas favorables a una maduración lenta y continua de la uva, fuente de una expresión aromática de enorme sutiliza. 

Una gran diversidad 

Basta con catar los vinos de una misma variedad de uva procedentes de dos terruños diferentes para comprender la importancia de esta identificación. El riesling, por ejemplo, es fácil de reconocer en cata, pero también tiene la reputación de revelar con facilidad el terruño. La asertiva generosidad de un riesling del Grand Cru Kaefferkopf poco tiene que ver con la fuerza apaciguada, marcada por la rectitud y la salinidad de la misma variedad de uva del Grand Cru Rangen, de firme carácter volcánico. Más que en algunas regiones vitivinícolas, numerosas propiedades alsacianas se basan en viñedos considerablemente fragmentados. A pesar de sus limitaciones en el día a día, sobre todo en la época de la vendimia, ofrecen una verdadera ventaja en cuanto a la diversidad de vinos que pueden ofrecer. De este modo, los grandes conocedores de los vinos de Alsacia no se limitan a decir «me gusta el riesling» o «no me gusta el gewurztraminer», sino que profundizan en los detalles de cada terruño con deleite para describir sus preferencias. ¿A qué esperas para seguir su ejemplo? 

La selección de Taste France Magazine 

Domaine Valentin Zusslin - Gewurztraminer 2017 
Este vino no procede de un Grand Cru, sino de un lieu-dit llamado Bollenberg, una ladera seca en las inmediaciones del pueblo de Orschwihr. Aquí, la finura y la mineralidad del terreno calcáreo equilibran a la perfección la opulencia intrínseca de la variedad de uva gewurztraminer. ¡Todo un placer! 

Domaine Zind-Humbrecht - Riesling Clos Saint-Urbain Grand Cru Rangen 2018 
Olivier Humbrecht posee viñedos en varios Grands Crus, entre los cuales destaca el famoso Rangen, cerca de Thann. Este riesling con notas ahumadas y salinas muestra gran intensidad y energía, pero sin exuberancia. ¡Extraordinario! 

La Grange de l’Oncle Charles - Grand Cru Kaefferkopf 2017 
El Kaefferkopf es uno de los dos únicos Grands Crus alsacianos que permiten el cultivo simultáneo en terrazas de la misma parcela de gewurztraminer, riesling, moscatel y pinot gris. Su ensamblaje produce un vino que encuentra su equilibrio entre la tensión heredada del granito y la generosidad que aporta la arcilla. 

Domaine Agathe Bursin - Riesling Grand Cru Zinnkoepflé 2018 
El terruño calcáreo de Zinnkoepflé marca este vino completo con una delicada acidez y una expresión aromática bastante sutil, entre notas ahumadas y ligeros matices yodados. 

Taste France Magazine’s selection 

Domaine Valentin Zusslin - Gewurztraminer 2017 
This wine comes not from a Grand cru but from a lieu-dit by the name of Bollenberg, a dry hill very close to the village of Orschwihr. There, the finesse and the minerality of the limestone terroir balance out the intrinsic opulence of the Gewurztraminer grape to perfection. A delight! 

Domaine Zind-Humbrecht - Riesling Clos Saint-Urbain Grand cru Rangen 2018 
Olivier Humbrecht owns vines on a number of Grands crus, including the famous Rangen, near Thann. Smoky, saline, this Riesling shows great intensity and lots of energy, minus the exuberance. Remarkable! 

La Grange de l’Oncle Charles - Grand cru Kaefferkopf 2017 
Kaefferkopf is one of only two Alsatian Grands crus to authorize complantation; that is the planting of Gewurztraminer, Riesling, Muscat and Pinot Gris on the terrace of the same plot. The blending of these grapes produces a wine which strikes a balance between the tension drawn from the granite and the generosity provided by the clay. 

Domaine Agathe Bursin - Riesling Grand cru Zinnkoepflé 2018 
The limestone terroir of the Zinnkoepflé Grand cru gives this fully rounded wine a delicate acidity and a fairly subtle aromatic expression, ranging from smoky notes to little hints of the sea. 

Mix &
Match

La French Touch en tu bandeja de entrada

Debes rellenar este campo
Tu suscripción ha sido confirmada